Mano

Mano

La mano, es el cuarto  y último segmento del miembro torácico, está formada por veintisiete huesos, divididos en tres grupos.

Inicialmente, se encuentra debajo del antebrazo una doble hilera transversal de huesos cortos que constituyen el carpo. Inferior a éste, salen, a manera de radios divergentes, cinco columnas óseas dirigidas verticalmente, que forman en conjunto el metacarpo. Por último, a estas columnas se añaden los cinco dedos, comprendidos cada uno por tres falanges, a excepción del dedo externo que cuenta únicamente con dos.

El carpo, corresponde a la región de la “muñeca” está formado por ocho huesos pequeños dispuestos en dos hileras transversales; una superior o antebraquial, que comprende al escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme y  una inferior, que se forma por el trapecio, trapezoide, hueso grande y hueso ganchoso. Todos estos huesos son irregularmente cuboideos.

El metacarpo, corresponde al esqueleto de la región palmar. Consta de cinco huesos, llamados metacarpianos, que parten de la segunda fila del carpo hacia la base de cada uno de los cinco dedos. Los metacarpianos reciben el nombre de primero, segundo, tercero, etc. Contados de fuera hacia adentro. Cada uno está separado por el espacio intermetacarpiano.

Por último, los dedos, que son indispensables para prensión y tacto, son apéndices muy móviles, articulados con los metacarpianos cuya dirección continúan. Es igual en número a las piezas del metacarpo, reciben nombre del primero al quinto dedo, de fuera hacia adentro, o bien siguiendo el mismo orden por los nombres de pulgar, índice, medio, anular y auricular. Están formados por tres columnitas sucesivamente decrecientes llamadas falanges. Denominadas primera, segunda y tercera falanges. El pulgar se exceptúa de esta disposición, ya que carece de la segunda falange.

Las articulaciones que se encuentran en la mano comprenden a la articulación radiocarpiana, articulaciones de los huesos del carpo entre sí, articulación mediocarpiana, articulaciones carpometacarpianas, articulaciones intermetacarpianas, articulaciones metacarpofalángicas y las articulaciones interfalángicas.

En la mano se encuentran un total de diecinueve músculos, situados todos en la cara palmar, distribuidos en tres regiones: Región palmar externa; región palmar interna y región palmar media.

Dentro de la región palmar externa, que constituye la eminencia tenar, se encuentran el abductor corto del pulgar, el flexor corto del pulgar, el oponente del pulgar y el aductor del pulgar.

El Abductor corto del pulgar, es el más superficial de este grupo, es un músculo aplanado, extendido desde la primera fila del carpo a la primera falange del pulgar; se inserta en el escafoides, en la parte anterior y externa del ligamento anular; y en  una expansión del tendón del abductor, Se dirige inferior y lateralmente, cubre los músculos oponente del pulgar y flexor corto del pulgar y termina en el tubérculo lateral de la base de la primera falange del pulgar mediante un corto tendón.; Está irrigado por una rama de la arteria radiopalmar, e inervado a su vez por un ramo del nervio mediano y otro ramo del radial.. Funcionalmente, lleva el pulgar hacia delante y adentro, frente al índice y al medio, haciéndole ejecutar un movimiento de abducción.

Mano. Vista dorsal.

El músculo Flexor Corto del pulgar: Situado debajo y por dentro del músculo anterior. Como éste, se extiende del carpo a la primera falange del pulgar. Por arriba se inserta en el ligamento anular superior y en el trapezoide. Sus fascículos terminales se insertan a cada lado de la extremidad superior de la primera falange del pulgar.  Se encuentra inervado por el nervio mediano en su fascículo superficial y por el cubital en su fascículo profundo, tiene la función de llevar el pulgar hacia delante y adentro.

El oponente del pulgar es aplanado y triangular, situado lateralmente al fascículo superficial del flexor corto del pulgar y se extiende desde la segunda fila de huesos del carpo hasta el primer metacarpiano. Se inserta en la vertiente lateral del tubérculo del hueso trapecio y en la parte lateral de la cara anterior de los músculos flexores. Cubre el primer metacarpiano y termina en la parte lateral de su cara anterior. Se encarga de desplazar el primer hueso metacarpiano anterior y medialmente, oponiéndolo a los demás dedos. Se encuentra irrigado por un ramo de la arteria radiopalmar o de la primera interósea.  Se inerva por un ramo tenar del nervio mediano

Por último, en el grupo de músculos de la región tenar, se encuentra el aductor del pulgar que es un músculo profundo de forma triangular, se inserta en el carpo y el metacarpo; nace de los fascículos carpianos que se desprenden del trapezoide y por fascículos metacarpianos, que se desprenden del borde anterior del tercer metacarpiano y de la cabeza del segundo y tercero. Se dirige hacia fuera para insertarse en el sesamoideo interno y en la parte interna de la extremidad superior de la primera falange del pulgar. Se encuentra inervado por la rama profunda del cubital, irrigado por el tronco de la radial; y su función es de aducción.

Continuando con la descripción los músculos de la región palmar interna, que constituye a la eminencia hipotenar, se encuentran cuatro músculos, que superpuestos de la profundidad hacia la superficie, en el siguiente orden: Oponente del meñique, flexor corto del meñique, aductor del meñique y palmar corto.

El músculo oponente del meñique, es el más profundo de la eminencia hipotenar, se inserta por arriba en el hueso ganchoso y en el ligamento anular de la muñeca; por abajo en toda la altura del borde interno del quinto metacarpiano, está inervado por la rama profunda del cubital, e irrigado por  una rama de la arteria cubitopalmar.  Su función es de oponer el meñique al dedo pulgar, desplazándolo anterior y lateralmente.

Superior al músculo anterior, se encuentra el músculo flexor corto del meñique. Se extiende de la segunda fila del carpo a la primera falange del meñique. Se inserta en la apófisis unciforme del hueso ganchoso, en la parte interna del ligamento anular y en una arcada fibrosa del pisiforme al uncus del hueso ganchoso, uniéndose con el aductor de otro lado se inserta en la parte interna de la primera falange del meñique por el tendón del extensor. Se encuentra inervado por la rama profunda del cubital e irrigado por una rama de la arteria cubitopalmar. Su acción consiste en doblar la primera falange del meñique sobre el metacarpiano correspondiente.

El músculo abductor del meñique es alargado y aplanado, situado en la parte medial y superficial de la eminencia hipotenar. Nace del hueso pisiforme y de una expansión tendinosa del músculo flexor cubital del carpo; desciende anterior al oponente del meñique y medial al flexor corto. Se encuentra irrigado por  de igual forma por una rama de la arteria cubitopalmar e inervada por una rama profunda del cubital.

Para concluir con los músculos de la eminencia hipotenar, se encuentra el músculo palmar corto, que es un músculo cutáneo, comprendido por una lámina muscular aplanada, delgada y cuadrilátera, situada en el tejido celular subcutáneo. Se separa de los otros músculos de la eminencia hipotenar por la aponeurosis palmar. Se inserta de un lado, por su extremo externo en el borde interno de la aponeurosis palmar; de otro lado por su extremo interno, en la cara profunda de la piel de la eminencia hipotenar, inervado por la rama superficial del cubital. Su acción consiste en tensar la piel de la eminencia hipotenar y la aponeurosis palmar.

Siguiendo con los músculos de la región palmar media, encontramos a los músculos interóseos, y a los músculos lumbricales, que se hallan anexos al músculo flexor profundo de los dedos.

Los músculos lumbricales, llamados así por aparentar forma a lombrices, son pequeños músculos cilindroideos, o fusiformes, situados en la región media de la mano y en el mismo plano que los tendones del flexor profundo que van de esos tendones a las expansiones tendinosas de los interóseos. Sin en número de cuatro y su nombre es de primero, segundo, tercero y cuarto, desde  el pulgar hacia el meñique.

Los lumbricales primero y segundo se insertan por arriba en el borde radial de los tendones del flexor profundo correspondientes al dedo índice y al medio. Cada uno de los dos últimos, en cambio, se inserta en los bordes vecinos de los dos tendones del flexor profundo entre los cuales se halla colocado. La inserción superior de los lumbricales se prolonga hacia arriba hasta la articulación carpometacarpiana por abajo desciende hasta el tercio inferior del metacarpo. Posteriormente los cuatro músculos se dirigen hacia los dedos correspondientes, ligeramente separados de los tendones a los que acompañan, bordean la articulación metacarpofalángica por su parte anterior y externa, y mediante un tendón aplanado, terminan al mismo tiempo que el interóseo correspondiente en la cinta tendinosa originada por la bifurcación de los tendones de los extensores y descienden hasta la tercera falange. Los dos lumbricales externos reciben su inervación del mediano y los dos internos del cubital; cada lumbrical recibe una rama del arco palmar profundo, la arteria lumbrical. Su función consiste en  flexionar la primera falange y extender las otras dos.

Los músculos interóseos, se encuentran en número de siete, divididos en palmares y dorsales. Se sitúan en los espacios entermetacarpianos. Cada espacio dispone de dos músculos interóseos; uno palmar y uno dorsal, excepto el primer espacio, que no tiene interóseo palmar.

Son tres músculos interóseos palmares. Se insertan en la parte anterior de la cara interna del segundo metacarpiano y en la misma parte de la cara externa de  los metacarpianos cuarto y quinto.  Terminan en el tendón extensor del dedo que continúa al metacarpiano en el que se insertan. Ocupan sólo la mitad del espacio interóseo, existen en los espacios intermetacarpianos segundo, tercero y cuarto. Ninguno de ellos se inserta en el tercer metacarpiano. De esta forma, el índice, el anular y el meñique poseen músculo interóseo palmar.  Se inervan por unos filetes nerviosos procedentes del ramo profundo del cubital. Su función consiste en producir la flexión de la primera falange sobre el metacarpiano y extienden las dos últimas sobre la primera. Aproximan los dedos al eje de la mano

Los músculos interóseos dorsales son cuatro y se les denomina como primero, segundo, tercero y cuarto, contados de afuera hacia dentro. Ocupan todo el espacio intermetacarpiano. Se insertan por arriba en los bordes vecinos de los metacarpianos contiguos, así como en las caras contiguas de dichos huesos. De aquí, sus fibras convergen y se prolongan en un tendón que se inserta en la parte superior del borde distal de la primera falange del dedo correspondiente., emitiendo una prolongación de su tendón, que termina en el tendón extensor. Su inervación es la misma que la de los palmares De igual forma, su acción es semejante a la de los palmares sin embargo, la acción secundaria que efectúan es antagónica; ya que mientras los palmares aproximan los dedos al eje de la mano, los dorsales los separan del mismo eje.

Mano. Vista ventral

Para completar la descripción anatómica de esta zona, se estudiaran los músculos del antebrazo, describiendo aquellos con  inserciónes.

Los músculos del antebrazo se disponen en tres regiones: anterior, externa y posterior.

Los músculos anteriores del antebrazo son ocho: pronador redondo, palmar mayor, palmar menor y cubital anterior, flexor largo común superficial de los dedos, flexor propio del pulgar, flexor común propio de los dedos y pronador cuadrado.

EL músculo palmar mayor se inserta en la epitróclea por arriba; por debajo se inserta a nivel del segundo metacarpiano. Tiene la función de flexionar la mano sobre el antebrazo, y éste sobre el brazo; accesoriamente es abductor y pronador de la mano

El palmar menor, va de la epitróclea a la aponeurosis palmar y el abductor del pulgar dobla la mano sobre el antebrazo y tiende la aponeurosis palmar.

El músculo flexor común superficial de los dedos, se inserta por arriba en la epitróclea, en la apófisis coronoides y en el borde anterior del radio. Desde este punto se dirige hacia abajo y se divide en cuatro tendones terminales, destinados a los cuatro últimos dedos.  En la palma, los tendones están situados por debajo de la aponeurosis palmar y cruzados por el arco palmar. En los dedos cada tendón está colocado por delante del tendón del flexor profundo; se divide en dos lengüetas, que se insertan a cada lado de la segunda falange, resultando la formación de un ojal que da paso al tendón profundo. Su función es de doblar la segunda falange sobre la primera

El flexor común profundo de los dedos se extiende desde el antebrazo y termina en cuatro tendones, los cuales se insertan en la tercera falange de los cuatro últimos dedos. A este nivel, perfora al flexor superficial para insertarse. Su función consiste en doblar la tercera falange sobre la segunda, y accesoriamente, la mano sobre el antebrazo.

Flexor largo del pulgar, se extiende desde el radio y termina en un tendón que pasa por debajo de la eminencia anular anterior del carpo, sigue el lado interno de la eminencia tenar y termina en la última falange del pulgar. Se encuentra entre los dos fascículos del flexor corto. Su acción consiste en flexionar la segunda falange del pulgar sobre la primera.

En cuanto a los músculos de la región externa del antebrazo, se estudian cuatro músculos: el supinador largo, primer radial externo, segundo radial externo y el supinador corto.

El primer radial externo se inserta en el húmero, y por abajo, en la cara posterior de  la base del segundo metacarpiano. Su función es de extensión y abducción de la mano

El músculo segundo radial externo. Se sitúa por debajo del primer radial externo, insertado  en el epicóndilo superiormente e inferiormente en el tercer metacarpiano. Está envuelto por una vaina sinovial que le es común con el primer radial, su función  es de extender la mano.

Continuando con la región posterior del antebrazo,  en esta área se encuentran ocho músculoe: extensor común de los dedos, extensor propio del meñique, cubital posterior, ancóneo abductor largo del pulgar, extensor corto del pulgar, extensor largo del pulgar y extensor propio del índice.

El extensor común de los dedos se inserta por arriba en el epicóndilo, e inferiormente se divide en tres fascículos, el interno que da dos tendones para el anular y el meñique; el medio, para el dedo medio, y el externo para el índice. Cada uno se divide en tres fascículos que se insertan en la cara posterior de la segunda falange, y dos para las caras laterales de la tercera falange. Su función consiste en extender las falanges sobre la mano y ésta sobre el antebrazo.

El músculo extensor propio del meñique se inserta por arriba en la cara posterior del epicóndilo y termina en las dos falanges del meñique. Actúa como extensor del meñique

El cubital posterior: Se inserta superiormente en el epicóndilo y termina en la extremidad del quinto metacarpiano; funciona como extensor y aductor de la mano.

El Abductor largo del pulgar se inserta superiormente en la cara posterior del cúbito, del ligamento interóseo y del radio e inferiormente su tendón terminal pasa por debajo del ligamento anular posterior del carpo,  y termina en la parte externa de la extremidad superior del primer metacarpiano. Cruza los tendones radiales. Su función consiste en dirigir el pulgar hacia fuera y adelante, y accesoriamente coloca la mano en abducción.

El músculo extensor corto del pulgar, se sitúa por debajo del abductor largo del pulgar, con las mismas inserciones superiores, e inferiormente se inserta en la extremidad posterior de la primera falange del pulgar. Su función es  de extender la primera falange y dirige el metacarpiano hacia fuera.

El Extensor largo del pulgar, se sitúa dentro del extensor corto, se desprende de la parte media del antebrazo y se inserta en la segunda falange del pulgar. Extiende la segunda falange sobre la primera y accesoriamente la primera falange sobre el primer metacarpiano. Es importante mencionar, que entre la separación de los tendones del extensor corto y del extensor largo del pulgar, en su parte inferior, se encuentra una región denominada tabaquera anatómica.

Para concluir el estudio de los músculos del antebrazo  y sus inserciones a nivel de la mano, mencionaremos el extensor propio del índice, un músculo que se inserta en la cara posterior del cúbito y se une con el tendón del extensor común superficial del índice.

Bibliografía:

Bibliografía

  • Rouviere, H. Anatomía Humana, Descriptiva y Funcional. Masson. 11ª edición. Tomo IV
  • Testut, L. (2001) Compendio de Anatomía Descriptiva. Barcelona, España. Masson.
  • Latarjet M. y Ruíz Liard “Atlas de Anatomía Humana” Editorial Médica Panamericana. Barcelona. 4ta edición
  • Quiróz, G. (2002). Tratado de Anatomía Humana. México, D.F. Editorial Porrúa. 38ª edición. Vol I
  • Testut, L (1902) “Tratado de anatomía humana” Salvat Editores. 9ª edición. Tomo I
  • Moore L. Keith (2013)  “Moore Anatomía con orientación clínica” Wolters Kluwer, 7ª edición, Barcelona, España